Préstamo para vivienda

Inicio / Creditos Hipotecarios / Préstamo para vivienda
29 Julio, 2013 smaradona Sin Comentarios
Préstamo para vivienda

Dentro de la oferta de préstamo para vivienda encontramos dos tipos de crédito según la moneda en la que se determine el financiamiento: puede ser en pesos o en UVR. A continuación repasamos las características de cada uno y señalamos cuál es la más conveniente según su situación.

Un préstamo para vivienda tiene numerosos factores y variables que deben ser tenidos en cuenta al momento de financiar un inmueble. Saber elegir un crédito depende del conocimiento y la capacidad de interpretación todos y cada uno de los valores que conforman a este tipo de productos.

Sistemas en pesos vs. sistemas en UVR

Repasamos algunas de las características esenciales de las líneas de financiación aprobadas por la ley y ofrecidas por los bancos actualmente:

Sistemas en pesos

En estas alternativas de préstamo para vivienda se aplica una tasa única anual, que normalmente oscila entre el 15% y el 21%. Eligiendo este sistema el solicitante puede conocer cuál será el valor de las cuotas del crédito a mediano y largo plazo, ya que cuenta con la certeza de que las mismas no van a modificarse.

Cabe aclarar que existen diferentes alternativas de sistemas en pesos cuando se trata de préstamo para vivienda:

– Cuotas fijas en pesos: las cuotas son las mismas, desde la primera hasta la última. El aporte a capital es progresivo, por lo que puede resultar más costoso a raíz de los intereses.

– Abono fijo a capital en pesos: si bien las cuotas son un poco más elevadas durante la primera etapa, con el paso de los meses comienzan a descender. A partir de la primera cuota el aporte a capital es muy alto, por lo que puede ser una solución muy conveniente en ciertos casos. Para acceder a este sistema es necesario contar con un ingreso mensual elevado.

Sistemas en UVR

Un préstamo para vivienda en UVR se caracteriza por tener una tasa anual máxima más UVR. Esta última se liquida sobre una tasa de inflación proyectada.

– Cuota fija en UVR: en este sistema la cuota se incrementa mes a mes según la inflación. Puede resultar muy costoso a mediano o largo plazo.

– Cuota fija a capital en UVR: es reconocido como uno de los sistemas más económicos, ya que a partir de la mitad del plazo las cuotas comienzan a disminuir. Como contrapartida los bancos suelen exigir mayores requisitos y capacidad de endeudamiento por parte del solicitante.

– Cuota en UVR Cíclica: es un sistema que se caracteriza por tener cuotas que nunca disminuyen, sino que se incrementan año a año a partir del índice anual de inflación.