Actualmente la oferta de préstamo se ha ampliado considerablemente como consecuencia de las necesidades financieras de la sociedad: de esta manera surgen nuevas oportunidades para financiar necesidades específicas o brindando facilidades de acceso para aquellos que no pueden cumplir con los requerimientos de los créditos tradicionales otorgados por los bancos.

Sin embargo, a pesar de que la oferta de préstamo se ha extendido, el crédito en efectivo sigue siendo el préstamo más elegido por los colombianos, con una tendencia que difícilmente se modifique.

Características de un crédito en efectivo

El crédito en efectivo es un préstamo para consumo que puede ser utilizado para cubrir cualquier necesidad. Esta ventaja que representa la libertad de uso de los fondos hace que este tipo de préstamo sea muy práctico, conveniente y flexible.

Lógicamente los fondos que se pueden obtener por medio de un crédito en efectivo son considerablemente menores que aquellos que se pueden solicitar a través de un préstamo hipotecario, ya que se trata de créditos para finalidades muy distintas.

Lo mismo ocurre con los plazos: normalmente un crédito en efectivo tiene plazos máximos que difícilmente superen los 60 meses, aunque en algunos casos podemos encontrar préstamos al consumo con plazos de hasta 96 meses.

La ventaja, por otra parte, es que los requisitos de acceso de un crédito en efectivo son mucho menos exigentes que los que se estipulan para obtener un préstamo hipotecario, ya que el grado de compromiso es muy diferente.

¿Dónde obtener un crédito en efectivo?

Al tratarse del tipo de préstamo más convencional, prácticamente cualquier banco, financiera o prestamista ofrece alguna línea de crédito en efectivo. Esto hace que la oferta sea muy extensa, pero la competitividad obliga a las empresas a brindar más y mejores soluciones financieras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here